Baricentro Blog

Inicio » Acontecimientos de la física y la matemática » La longitud del metro: Méchain, Delambre, Lalande…

La longitud del metro: Méchain, Delambre, Lalande…

Archivos

Únete a otros 16 seguidores

Visitas

Sígueme en Twitter

términos de uso

Licencia de Creative Commons
.

Blog Stats

  • 121,892 hits

Un grueso volumen titulado en español “La medida de todas las cosas (la odisea de siete años y el error oculto que transformaron el mundo)” escrito por el profesor Ken Alder me entretiene estos días.

Se trata de una narración sobre las aventuras y desventuras de aquellos a quienes les fue dado determinar el metro patrón, la unidad de medida de longitud en el sistema métrico decimal.

Es una historia científica de viajes, un relato sobre naturalistas, sobre estudiosos y sobre seres humanos con sus debilidades y grandezas, miedos y alegrías. Si no se tratase de la descripción de un hecho histórico (convenientemente novelado) parecería una gran novela de esas en las que pasan muchas cosas, se suceden eventos y en la transcurso de las cuales cambian las vidas de los personajes que se entrecruzan, se separan, se vuelven a encontrar… Un relato sobre seres humanos en su contexto.

La historia de las medidas es apasionante. La documentación exhaustiva (practicamente cien páginas al final del tomo) torna el relato verosimil y quien conozca más a fondo los hechos será quien pueda juzgar su ajuste con la realidad. Mientras tanto el lector puede disfrutar de un gran número de palabras cuidadosamente engarzadas, a veces la proliferación descriptiva se hace cuesta arriba, sugiere impaciencia y parece que no se avanza, otras el relato resulta más ágil y ameno. En cualquier caso los datos son interesantes, los hechos interesantes, las circunstancias y el momento muy curiosos y el libro se acaba. Como se trata de una historia quizá poco conocida, siempre merece la pena echarle un buen ojo.

La versión original se titula The Measure of all Things. The Seven Years Odyssey and Hidden Error that transformed de World, el título enfatiza el dramatismo, como es propio en una novela de intriga que se precie, subraya el carácter humano de la ciencia  y pone de relieve la naturaleza humana, sus errores, sus miedos, sus miserias tan pegadas casi siempre a sus grandezas.  Se puede leer como una novela de aventura sin más, pero es un libro de divulgación, un somero retrato biográfico de sus protagonistas.  Y una gran alegría para el lector.

El tomo consta de un prólogo, doce capítulos, el epílogo ‘La forma del mundo’. Una nota sobre las medidas y una nota sobre las fuentes. I) El astrónomo de la ruta norte. II) El astrónomo de la ruta sur. III) La métrica de la revolución. IV) El castillo de Montjuich. V) Un pueblo calculador. VI) Miedo a Francia. VII) Convergencia. VIII) Triangulación. IX) El imperio de la ciencia. X) El arco roto. XI) El error de Méchain, la paz de Delambre. XII) El globo medio.

La exhaustiva lista de fuentes y bibliografía es sumamente interesante. Como el libro está escrito en un estilo muy descriptivo, no pierde nunca ese aire directo y meticuloso, racional en las explicaciones en suma (hábito de científico).

Manejo edición de Taurus, Madrid, 2003

Anuncios

1 comentario

  1. Rosa M Herrera dice:

    Reblogueó esto en Baricentro Blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: