Baricentro Blog

Un principio variacional

Archivos

Únete a otros 16 seguidores

Visitas

Sígueme en Twitter

términos de uso

Licencia de Creative Commons
.

Blog Stats

  • 125,798 hits

La física no cesa de crecer, su vasto campo de acción es honestamente inabarcable por una sola mente empeñada y esforzada. Las construcciones monumentales del siglo XX, obviamente no han emergido espontáneamente, su origen se remonta al principio de la historia de la ciencia humana, y por eso, en mi opinión, merece el asombro admirativo y el respeto que como ser humano individual se le puede dar a una de las más ingentes y mayores obras colectivas de la humanidad.

¿Existe algún punto de coincidencia entre la relatividad general, la mecánica cuántica, la electrodinámica cuántica y la física del caos?

No es la primera vez que intento señalar aquí los caminos que se vislumbra que pueden desarrollarse en las próximas décadas y que tal vez se corresponda con los trabajos por donde pudiera ser que evolucionara, al menos parcialmente, la física del futuro que está cada vez mejor anclada en los conocimientos que le debe al pasado.

Sin embargo, hoy quiero hacer hincapié especial en un punto de contacto extraño y potente simultáneamente, expresado de otra manera las tres grandes descripciones físicas mencionadas en el párrafo precedente hacen uso, en un nivel esencial, de un principio algo extraño por su naturaleza (o tal vez por la manera en que es entendido y estudiado): el principio de mínima acción.

Este principio, que es uno de los más universales que se formulan, es desconcertante en todo, desde su nacimiento, su posterior evolución, su origen no empírico, su carácter altamente matemático, la metafísica que lleva asociada, su valor como herramienta de estudio, su poder explicativo, las transformaciones adaptativas a cada caso y su adecuación le otorgan un estatus extraordinario en el mundo de los principios científicos.

Aunque sus orígenes hay que rastrearlos en pensamientos anteriores no adquirió el nombre por el que le conocemos hasta el siglo xviii con Maupertius (1698-1795) y más o menos se podría enunciar así la naturaleza transcurre siempre por las vías más simples y más cortas. 

Otro subrayado, la operatividad que ha llegado a alcanzar este principio en forma variacional mediante los trabajos de Lagrange (1736-1813).

Si se conviene en poner el contador a cero en Fermat  (1601-1665) y se llega hasta el cercano Feynman (1918-1988) no cabe sino ir aprendiendo, mejorando, evolucionando, asombrándose con esta suerte de joya u obra de arte que tenemos en nuestra mirada de hombres de ciencia o de ciudadanos.

Anuncios

1 comentario

  1. Rosa M Herrera dice:

    Reblogueó esto en Baricentro Blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: