Baricentro Blog

Voyager and Curiosity

Archivos

Únete a otros 16 seguidores

Visitas

Sígueme en Twitter

términos de uso

Licencia de Creative Commons
.

Blog Stats

  • 125,987 hits

Viajero y Curioso palabras bonitas para una persona que gusta de mirar al cielo. Anoche contemplé durante un buen rato los anillos de Saturno y los cráteres de la Luna, que en estos días se halla en cuarto creciente. Un poco después de que la estación espacial internacional pasara sobre nuestras cabezas y sobre los árboles que se tomaban el trabajo de apartarlo de nuestra vista de vez en cuando, nos pusimos manos a la obra, vale decir al telescopio.

No soy capaz de imaginar tristezas o malos humores en situaciones similares a esta, si además la noche es grata y apacible, y eso se nota más si las que le preceden han sido duras de soportar, el infinitesimal cuadro de felicidad se dibuja.

Mis sondas preferidas son las Voyager I y II, de vez en cuando tiendo a imaginar su posición a cada instante más alejada de su cuna, nuestra Tierra, suelo utilizar el trazado de sus órbitas, hipérbolas, en las ocasiones en que explico órbitas periódicas en el Sistema Solar.

Estos pequeños ingenios que siguen enviando información a este planeta, a veces me reconfortan con la condición humana, y eso que no ignoro que como toda obra humana seguramente responde a una condición imperfecta, no siempre inocente.

Me interesan los aspectos puramente técnicos de estas misiones por áridos que sean, e intento acercarme a su belleza intrínseca, me interesan los sueños que remueven o despiertan. Me complacen como logro.

Me interesa lo que pueda decirnos el robot Curiosity sobre Marte, que ya solo con estar ahí supone una maravilla. Me congratulo con todas las vidas que han intervenido con esa no vida que anda visitando nuestro planeta vecino en nuestro nombre. Me gustará ir enterándome resultados.

En estos días en que ya hemos perdido el primer pie humano sobre la Luna, Neil Armstrong (1930-2012), tengo ganas de rememorar estas máquinas para homenajear en pequeño modo a todas las personas que cuidan su vida contemplando pacificamente el cielo.

Las Voyager ya tienen 35 años y llevan más de 18.000 millones de kilómetros andados una, y más 14.000 millones de kilómetros la otra. No tengo ni la menor idea de lo que puede haber andado un ser humano a los 35 años de vida, pura curiosidad comparativa.

Las hemerotecas están llenas de buena bibliografía al respecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: