Baricentro Blog

Inicio » Acontecimientos de la física y la matemática » Kovalevskaya vista por Mittag-Leffler

Kovalevskaya vista por Mittag-Leffler

Archivos

Únete a otros 16 seguidores

Visitas

Sígueme en Twitter

términos de uso

Licencia de Creative Commons
.

Blog Stats

  • 124,321 hits

Quien no ha tenido ocasión de profundizar en el conocimiento de las matemáticas, las confunde con la aritmética y las considera una ciencia árida. En realidad es una ciencia que requiere mucha imaginación. Uno de los más grandes matemáticos de nuestro siglo observa justamente que es imposible ser matemático sin tener el ánimo del poeta. Es necesario renunciar al antiguo prejuicio según el cual el poeta se debe inventar algo que no existe, que imaginación e invención son la misma cosa. A mí me parece que el poeta debe sobre todo percibir algo que los demás no perciben, ver más lejos que los demás. Y el matemático debe hacer lo mismo.”  S.K.

Dos grandes matemáticos, una mujer y un hombre, hablando el uno de la otra. Un artículo breve, escueto, sencillo, sin los grandes

Busto de S. K. en el instituto M. L.

adjetivos con los que es casi obligatorio hablar de la matemática: sublime, especial, superior.

La matemática es una actividad humana muy hermosa, también lo es la música, la poesía y otras ocupaciones del mundo de la imaginación y de la expresión y comprensión del mundo.

Una somera excursión por la intrincada vida de esta mujer, que se casó joven con un hombre culto, que tuvo dificultades para dedicarse a su pasión en la cual se refugiaba del mundo de continuo. Estudio, trabajo, Rusia, Suecia, su amistad con alguno de los mejores que valió la pena a pesar de tanta incomprensión y machismo ancestral.

Es bastante asimilable su nombre, Sofía Kovalevskaya (1850-1891) al de su maestro Karl Weierstrass (1815-1897)  que le sobrevivió, pero tampoco es interesante su relación con el autor del artículo Gösta Mittag-Leffler (1846-1927) que siempre estuvo a su lado, la promocionó y la ayudó, el que gozaba de una buena posición, porque supo ver y valorar su valía.

Pero esta gran matemática fue al mismo tiempo una buenísima escritora, a veces se dice que la poesía y la matemática están muy cerca, son otra cosa y además obra de arte. Posiblemente compartan esta condición de belleza por partida doble. En cualquier cosa son actividades que hacen que la vida humana merezca la pena y no deberían permanecer encastilladas y alejadas de los hombres de cualquier condición.

“Sophie Kovalevskay Notice biographique” par G. Mittag- Leffler, Acta Mathematica, 1893

Anuncios

1 comentario

  1. Rosa M Herrera dice:

    Reblogueó esto en Baricentro Blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: