Baricentro Blog

Inicio » Acontecimientos de la física y la matemática » La emocionante belleza matemática

La emocionante belleza matemática

Archivos

Únete a otros 16 seguidores

Visitas

Sígueme en Twitter

términos de uso

Licencia de Creative Commons
.

Blog Stats

  • 132,260 hits

[…] Le fait mathématique intéressant crée un état d’esprit […]. No parece que necesite mayor explicación o traducción esta preciosa frase, que pertenece a un artículo escrito por S. Mandelbrojt (1899-1983), publicado en 1952 en la “Revue de Metaphysique et de Moral”, pero del que yo dispuse a partir de ‘Cahiers du séminaire d’histoire des mathématiques’ (1985).

La cita debida al tío del Mandelbrot de los fractales es de una precisión y una delicadeza exquisitas y además resume el contenido y el espíritu del artículo, por eso fue él mismo quizá quien la destacó. ‘Pourquoi je fais des mathématiques’ es una declaración de amor, de admiración y de perplejidad hecha a una actividad que más que una manera de ganarse la vida es una forma de vida.

Aunque el autor de manera clara y contundente explica que habla de sus motivos y no de los demás matemáticos, no me parece una extrapolación exagerada, que los de otras personas matemáticas u otros científicos afines sienten emociones similares, o al menos bastante parecidas y en algunos casos coincidentes.

Mandelbrojt hacía matemáticas para conocer el mundo exterior, según declara, y añade explicando que el mundo exterior que se encuentra en una desigualdad preciosa, en un punto singular de Dirichlet… , de otra manera el lector debe comprender que el mundo exterior al que alude el autor no es el de las grandes verdades metafísicas, así el también lo confirma.

En otro lugar del artículo afirma que “un hecho matemático para ser interesante debe ser bello”. Un lector familiarizado con el placer estético de la belleza intelectual no tendrá dificultad en aproximarse a estas emociones. La ciencia tratada como creación, no está reñida con la ciencia que trata problemas prácticos, tan útil como fascinante, pero no es ese el tema del que trata este artículo.

Una delicia para leer una tarde de sábado medio languideciente entre un invierno que no acaba de irse y una primavera que quizá acabe por emerger. Lo retomo y lo publico en verano.

Anuncios

1 comentario

  1. Rosa M Herrera dice:

    Reblogueó esto en Baricentro Blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: