Baricentro Blog

Inicio » Acontecimientos de la física y la matemática » Pascal:”Tratados de neumática”

Pascal:”Tratados de neumática”

Archivos

Únete a otros 16 seguidores

Visitas

Sígueme en Twitter

términos de uso

Licencia de Creative Commons
.

Blog Stats

  • 121,617 hits

El “horror vacui” aristotélico y los experimentos sobre el aire y el vacío son el tema de los ensayos que conforman el libro que escribió Blaise Pascal (1623-1662). Hombre notable, que combinó su habilidad de matemático con la de físico experimental y con la de agudo pensador. Personalidad tan completa no es frecuente y por eso resulta en cierto sentido tan admirable y sorprendente al mismo tiempo.

Este opúsculo se cierra con un breve epistolario Torricelli-Ricci, el primero de los cuales definitivamente había demostrado la existencia del vacío y al mismo tiempo había calculado el peso del aire, es una delicia.

Tan alejado del modo científico actual de comunicar conocimiento y de comunicarse con los colegas, los maestros y aquéllos con quienes se intercambia experiencias, conclusiones científicas o cualquier información relevante, que sorprende deliciosamente el estilo. Hay algunos dibujos explicativos, razonamientos claros, ninguna fórmula y un texto que de paso muestra su dominio del lenguaje.

Seguir el curso de estos experimentos, los enlaces entre las ideas, los estudios, la enorme acumulación de observaciones minuciosas y datos bien pensados y elegidos es una delicia. Una mente preclara, con la que a estas alturas se puede dialogar gracias a la palabra escrita, y ello constituye un privilegio, como lo es cualquier conversación, en especial las que se producen con un interlocutor inteligente. La talla intelectual abruma, pero no intimida. Aproveche el lector la ocasión para aprender.

[…] De este modo la geometría, la aritmética, la música, la física, la medicina, la arquitectura y todas las ciencias sometidas a la experiencia y a la razón han de desarrollarse para alcanzar su perfección. Los antiguos las hallaron meramente bosquejadas por quienes les precedieron y nosotros se las dejaremos a los que nos sucedan en mejor estado que aquél en que las recibimos. […]

[…] Como quiera que el peso del aire produce cuantos efectos venían atribuyéndose al horror al vacío y que aquél no es infinito, sino que tiene límites, sus efectos tendrán que ser igualmente limitados. La experiencia lo confirma tal y como muestran los ejemplos siguientes.

[…]

Descifre el misterio el lector y pase un buen rato disfrutando de una buena lectura.

La edición al cuidado de Alberto Elena y traducida por él mismo es de Alianza editorial, Madrid, 1984.

Anuncios

1 comentario

  1. Rosa M Herrera dice:

    Reblogueó esto en Baricentro Blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: