Baricentro Blog

Un e-mail para Galileo

Archivos

Únete a otros 15 seguidores

Visitas

Sígueme en Twitter

términos de uso

Licencia de Creative Commons
.

Blog Stats

  • 119,252 hits

Admirado maestro, se ha escrito mucho sobre su figura, aunque siempre interesante, nunca es completo. He vuelto a leer el “Dialogo…” y siempre me parece que no lo he leído, como es posible, que me falten esos detalles que eran tan evidentes. Ahora desde mi época sabemos más cosas, tenemos mejores instrumentos de observación y de cálculo, herramientas matemáticas fascinantes, y algunas de las cosas que hemos aprendido de su obra están desfasadas a nuestros ojos. Pero, maestro, seguimos aprendiendo de su trabajo… Con admiración RMH

Con esta fantasía, o pequeña broma quería charlar, una vez más, de manera muy indirecta, eso sí, de uno de mis temas favoritos, el cielo, o de una de las personas a quienes la humanidad debe sus primeros conocimientos sobre él.

Me gusta más leer a Galileo (1564-1642) que sobre Galileo, narra mejor su biografía quien con habla directamente de sí, sino que habla de lo que le atañe le interesa y le sirve como vida. Especialmente si de quien tratamos es de un hombre de la talla del toscano. Hare una excepción que siempre son buenas y resulta bien de vez en cuando desviarse de la línea  trazada. El opúsculo al que me referiré se titula simplemente “Galileo” y está escrito por Stillman Drake. Si este breve acercamiento sirve para introducir a alguien en la afición al conocimiento del mundo físico, de la mecánica celeste y del universo pues vale, y no poco.

No es una biografía al uso con detalles minuciosos y pormenorizados sobre los hechos que dibujan la vida del científico, sino una reflexión sobre el hombre, su posición en el mundo, lo que le condujo a ser quien fue, lo que supuso para su entorno. La elevada energía que hubo de emplear para salir adelante, el ingenio que sin duda desplegó, la astucia, las argucias con las que se hubo de defender, y su brillante y portentosa inteligencia creadora.

Seis capítulos, y no es insignificante que dos de ellos empiecen con el título “Conflictos con…”, pues Galileo hubo de batallar en muchos frentes, tuvo diferencias con casi todos los que pensaban y sabían, con los astrónomos, con los filósofos, con los teólogos… Ciertamente debió ser un personaje incómodo, fascinante mirado desde aquí y ahora, pero nada fácil para sus coetáneos.

Lectura sencilla, amena y recomendable, con reflexiones y análisis que a nadie dejarán indiferente y ojalá que sirvan para acercarse más al maestro de Pisa.

Tengo una edición antigua de Alianza editorial, Madrid, 1983


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: