Baricentro Blog

Inicio » Acontecimientos de la física y la matemática » “…Del gabinete del sabio a la investigación industrial”

“…Del gabinete del sabio a la investigación industrial”

Archivos

Únete a otros 16 seguidores

Visitas

Sígueme en Twitter

términos de uso

Licencia de Creative Commons
.

Blog Stats

  • 125,798 hits

Instrumentro eléctrico. Electrómetro

Electrómetro

Cristales, electrones y transistores esta es la parte principal del título del libro sobre la perspectiva  histórica de la física del estado sólido desde los comienzos de la observación de cristales hasta la producción industrial de los mismos para la electrónica.

Sus autores Michael Eckert y Helmut Schubert cuando escribieron la obrita cuyo título original es “Kristalle, Elektronen, Transistoren Von der Gelenstenstube zur Industrieforschung” seguramente eran muy conscientes que no estaban escribiendo un tratado histórico de ciencia básica, ni un compendio de los logros teóricos más relevantes, pero sí estaban haciendo un buen estudio histórico de facetas de la física asociadas directamente a la tecnología que comparte la vida cotidiana  practicamente de toda la humanidad de nuestros días.

No es un libro anodino, ni el tema es baladí, además no ahorran los autores de contextualizar sus contenidos sociológicamente ni científicamente con los grandes logros en física de partículas y cuántica, y en relatividad.

La tabla cronológica que se presenta tras la introducción es un esquema de referencia que vale para siempre, como consulta pues es completa y detallada señalando, además, los hechos principales que acontecían en cada momento.

Los títulos de los seis capítulos siguientes son prometedores para el lector indeciso: “La física se convierte en profesión”, “La física del microcosmos, una revolución científica”, “Los comienzos de la física del estado sólido”, “La guerra de los fisicos”, “Electrónica del estado sólido: una nueva industria”, “La ‘empresa ciencia’ en 1900 y en la actualidad”.

Después el anexo: Electrones en redes cristalinas. Y por último la interesantísima bibliografía y la fuente iconográfica.

El anexo es divulgación pura de física, que está muy bien, quien no haya tenido ocasión de aprender lo que es un transistor, encontrará aquí un bonito aliciente y una explicación somera que le animará a adentrarse (o al menos a simpatizar) suavemente en el mundo de la electrónica de base o teórica y si llega más lejos quizá se atreva con algún tratado más exhaustivo.

Como en algunas obras de la buena narrativa, se entremezcla en este libro de divulgación los hechos científicos con la sociología de la ciencia y con el modo científico de vivir en cada tiempo. La explicación sobre los orígenes de la física del estado sólido, el paso del asombro para la observación y la contemplación desconcertada de los cristales, hasta el aprendizaje sobre ellos y el abordaje de su fabricación es sumamente interesante y poco conocido, creo.

Quien esté interesado en saber el cómo, el cuándo, el dónde de los microprocesadores tan comunes en nuestro momento, puede encontrar una fuente amena en este librito.

El siglo xx es complejo y los autores no lo eluden.

Manejo una edición de Alianza editorial, Madrid, 1991 la traducción es de José Luis Arantegui

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: