Baricentro Blog

Robert Boyle

Archivos

Únete a otros 15 seguidores

Visitas

Sígueme en Twitter

términos de uso

Licencia de Creative Commons
.

Blog Stats

  • 119,252 hits
Boyle. Bomba neumática

Boyle. Bomba neumática

La obra escrita de Robert Boyle (1627-1691)  es amplia, abarca su pensamiento científico y la mayor parte de sus trabajos.  Como polémico exponente de la ciencia inglesa de su tiempo queda en la memoria colectiva como uno de los padres de la ley de Boyle-Mariotte. El opúsculo que manejo es una selección escogida, un trabajo de un estudioso y compilador de su obra.

Consta de un estudio preliminar sobre la filosofía experimental del autor del compendio, Carlos Solis, y tres grandes bloques que se corresponden con la propia obra del autor: “La neumática” en la que el lector puede encontrar explicaciones sobre experimentos de rarefacción. El segundo bloque dedicado a “La química mecanicista” en la que trae a colación diversos experimentos bastante curiosos e ingeniosos, que nos proporcionan una idea de la manera de trabajar y la idea de lo que las cosas son en sí. Y todo quehacer ajeno puede ser una fuente de ideas, por anticuado o extrambótico que pueda inicialmente parecer. El último bloque se titula “La filosofía mecánico corspucular”, y este bloque resulta también de curiosa lectura.

El personaje resulta curioso de suyo mirado a estas alturas del tiempo si no se realiza el esfuerzo necesario y no se tiene el conocimiento suficiente sobre la época y la situación. Los artilugios de laboratorio que aparecen profusamente representados en la obrita son dignos de ser observados con algún detenimiento, resultan ciertamente pintorescos y en apariencia poco manejables, de tal manera que se tiende a dudar, ¿pero realmente esto servía para algo?, ¿qué se puede hacer con semejante cacharrería?

En Boyle parece estar bastante clara la diferencia entre ciencia experimental y matemáticas; mucho más definitivamente separada que en Galileo, por ejemplo, sobre el cual todavía de vez en cuando se oyen discusiones sobre si tal o cual experimento es real o mental.

Al referirnos a Boyle o al intentar adentrarse en algo de su obra, no hay que dejar de lado a Torricelli, ni a ninguno de los grandes que están cerca de él en el tiempo. Tampoco se pueden eludir las comparaciones con Paracelso.

Quien disponga de algo de tiempo y de sosiego, y alguna dosis de curiosidad o de paciencia y esté dispuesto a entender y aprender, encontrará un momento ameno en este compendio que aparece en español con el título Física, química y filosofía mecánica.

La edición y selección está al cuidado de Carlos Solís, y el volumen que manejo es de Alianza editorial, Madrid, 1985


1 comentario

  1. Rosa M Herrera dice:

    Reblogueó esto en Baricentro Blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: