Baricentro Blog

Archivos

Únete a otros 17 seguidores

Visitas

Sígueme en Twitter

términos de uso

Licencia de Creative Commons
.

Blog Stats

  • 134,796 hits

“[…] “Una nueva idea que rompe con las anteriores no se impone porque su evidencia sea tan alta que todos se convencen enseguida de su verdad, sino porque quienes han sido educados en los presupuestos anteriores se van muriendo poco a poco y son sustituidos por una nueva generación que no tiene ningún problema para aceptar esas nuevas ideas desde el principio“. El matemático ruso Vladimir Arnold llama a este enunciado de Planck “la ley fundamental de la propagación del conocimiento”. ” […]

Werner Heisenberg (1901-1976) retratado por Antonio Férnandez-Rañada en una biografía titulada Ciencia, incertidumbre y conciencia, Heisenberg.

No ha evitado, el autor, la palabra mágica “incertidumbre” que está tan “folclórica” y entrañablemente unida al físico, como lo está el término relatividad a Einstein.

El libro está estructurado en 8 capítulos, más un prólogo y un epílogo que es una reflexión sobre el momento y el lugar que le correspondieron a este eminente físico, sobre su actitud y su postura, una reflexión severa pero sin concesiones al reproche facilón. Pero la realidad es lo que es. La bibliografía final consta de algunas recomendaciones interesantes.

El libro se lee muy bien, la “física” que contiene, no es para asustar a nadie, pues una descripción muy somera al hilo de la vida del biografiado. Pero claro algo hay y también las relaciones con los grandes de la época, con los padres creadores de la mecánica cuántica.

Quizá al lector le ocurra como a mí, después de la lectura de este libro algunas personalidades, con quienes tenía una relación extraña, mejoran notablemente en mi apreciación y simpatía, otros pierden  lustre, pero son las cosas de leer con los ojos de otro. La objetividad no existe.

No voy a contar el libro que creo que vale la pena leer, para quienes quieran saber qué significa incertidumbre, en física, cuál es la polémica relación de Heisenberg con los nazis, y su polémica con el maestro Bohr.

Y de paso reflexionar sobre lo que somos los seres humanos, y nuestra conducta.

La edición que manejo es Nivola, Madrid, 2004, en la colección “Científicos para la Historia”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: