Baricentro Blog

Girolamo Cardano

Archivos

Únete a otros 16 seguidores

Visitas

Sígueme en Twitter

términos de uso

Licencia de Creative Commons
.

Blog Stats

  • 125,798 hits
Girolamo Cardano

Girolamo Cardano

Girolamo Cardano (1501-1576) De Propria vita. La autobiografía de este singular matemático fue escrita en los últimos años de su vida y se acabó en 1576, es decir el año de su muerte, cosa que por otra parte no es extraordinario. Toda biografía se acaba en el deceso del biografiado… y si es auto por imperativo físico, no cabe describirse o fabular sobre uno mismo más allá del último hálito. Aunque se publicó póstumamente en 1643.

Matemático, físico, médico… un hombre del Renacimiento a rajatabla y según los cánones mandan y hasta cumplió en los más ínfimos detalles con la imaginería popular y con el folclore renacentista de tener algo que ver con Leonardo da Vinci, aunque solo fuera porque era amigo de su padre.

Tuvo gestos notables como ser el primero en tratar los juegos de azar aplicando el cálculo de probabilidades, en su libro Liber de ludo aleae, y también tuvo otros notables o quizá más conveniente sería decir notablemente feos como la publicación de las ecuaciones de tercer grado que Nicolo Tartaglia (1500-1557) le había confiado bajo su palabra de guardar el secreto.

La vida de Cardano, según él la describe es una serie rocambolesca de desgracias, hechos sórdidos, alegrías intelectuales y situaciones vergonzosas, de baja estofa y mala catadura moral combinados con momentos puntualmente sublimes de trabajo. Y eso es propia descripción que no ahorra detalles, no es que lo cuente algún agraviado o envidioso enemigo.

Un tipo singular, al que cualquier buen cineasta de nuestros días podía sacar mucho partido. Aunque fue un buen médico me interesa destacar aquí su contribución al álgebra en la solución de las ecuaciones de tercer y cuarto grado en el Ars Magna, todo entreverado del folletín de dimes y diretes de su disputa de baja estofa con Tartaglia con Scipio dal Ferro de por medio, su alumno Ludovico Ferrari…, que pasan, por mor de las disputas, en un santiamén, de comportarse como matemáticos respetables a actuar como camorristas e intrigantes de poca (o mucha) monta.

Me parece un libro muy divertido de leer, un anecdotario lleno de curiosidades pintorescas, y desde luego un gran entretenimiento. ¡Hasta cuando hace una descripción física pormenorizada de su propio cuerpo, no ahorra detalle, por innecesario que sea, en describir cualquier fealdad que posea! ¡Curioso tipo este Cardano!, no es que me haya resultado simpático de puro campechano, es que no ha dejado de causarme estupor de pura “honestidad” descriptiva.

La traducción española que manejo le nombra como Gerolamo, he preferido mantener la grafía con i, porque me gusta más, pero ambas son correctas. Es de Alianza editorial, Madrid, 1991 y está al cuidado de Francisco Socas.

Anuncios

2 comentarios

  1. […] Girolamo Cardano octubre, 2009 3 […]

  2. Rosa M Herrera dice:

    Reblogueó esto en Baricentro Blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: