Baricentro Blog

Inicio » Cosas curiosas e interesantes » Kepler y el “El secreto del universo”

Kepler y el “El secreto del universo”

Archivos

Únete a otros 15 seguidores

Visitas

Sígueme en Twitter

términos de uso

Licencia de Creative Commons
.

Blog Stats

  • 119,252 hits

Parece una novela de dectives e intrigas de escala galáctica, pero no.

Kepler

Es el resumen con que en cubierta nos han querido deleitar, porque el título original (y su traducción) se las traen Prodromus Dissertationum Cosmographicarum continens Mysterium Cosmographicum, aquí solo dejo constancia del primero.

XXIII capítulos de mecánica celeste, con su correspondientes geometría a golpe de círculos y rectas, como corresponde a la época.

Aunque en nuestros días este encuadre no resultaría muy exacto para los más exigentes o expertos, ya que el texto resulta en muchas ocasiones (según nuestra mentalidad) una mezcolanza de hechos astronómicos alambicado con componendas de naturaleza astrológica, y algunos elementos que podrían tal vez incomodarlos la lectura, por la necesaria tarea del desbroce.

No hay que engañarse, al lector contemporáneo atenazado por la prisa, de un lado, y la necesidad científica de explicaciones precisas, le resultará muy incómodo y lento. En mi opinión, se puede leer fragmentariamente, como un libro de consulta para cotejar párrafos, corroborar ideas y para fisgonear en el estilo ciertamente farragoso.

En lo que a la mayoría le importa, Johannes Kepler (1571-1630) es el autor de las tres leyes que describen el movimiento de los cuerpos del sistema solar, que resulta una aproximación muy buena y desde luego definitiva en la escuela.

Las dos primeras leyes las publicó en un llamado Astronomia Nova en 1609 y la última, en un segundo libro Harmonices Mundi en 1619. Es una ley formalmente  poco interesante o “banal”, sin embargo es para nosotros el resultado más interesante, desde nuestra posición científica actual.

Tampoco para Kepler debió ser una tarea sencilla, ni aún contando con la grandeza de Tycho Brahe de su lado, pues le costó 22 años llegar a ella si contamos desde la publicación del Misterium Cosmographycum.

Mi propósito aquí es mostrar siquiera brevemente la laboriosa actitud de los hombres que conformaron los conocimientos que constituyen la base de nuestro acercamiento y asombro a la mirada del mundo.

Kepler creía que la armonía matemática subyacente a los hechos observados es la causa de estos últimos. “[…] Las armonías matemáticas existentes en la mente del creador…”

Galileo pensaba también que no podemos comprender la física, sino aprendemos primero el lenguaje y los símbolos en que está escrita…

Para hacer esta nota, me han resultado valiosos los apuntes del profesor de Mecánica Celeste Antonio Giorgilli de la Universidad de Milán, él no lo sabe, pero yo he disfrutado mucho de su lectura.

La edición que manejo está preparada por Alianza Editorial, Madrid 1992 y el trabajo de traducción es de Eloy Rada.


4 comentarios

  1. Antonio Giorgilli dice:

    Para hacer esta nota, me han resultado valiosos los apuntes del profesor de Mecánica Celeste Antonio Giorgilli de la Universidad de Milán, él no lo sabe….

    Adesso lo so!…

  2. Anaí dice:

    Recomiendas la lectura de este libro para una persona que está empezando la carrera de física y tiene una afición muy grande por todas las cosas que pasan por ahí arriba?
    Consideré que podía ser interesante ver cómo comenzar a pensar en un tema e ir sacando conclusiones, como un buen físico y pensé que al ser tan básico (con los conocimientos que tenemos hoy en día) podía serme útil.
    Pero no quiero decepcionarme después.

    Me ayudarías mucho con un consejo!
    Gracias de antemano! n_n

    • Rosa M Herrera dice:

      no garantizarte la decepción es imposible, yo no empezaría por ahí, mejor Feynman: la conferencia perdida, son lecciones muy bonitas sobre el movimiento de los planetas alrededor del sol.

  3. A mi me encanto el libro ya que me gusta la geometria antigua y la historia de la matematica y la astronomia. Pero todos los datos que Kepler sugiere en ese libro son erroneos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: